Arte y naturaleza son la combinación perfecta en la isla más excepcional del archipiélago, convirtiéndose en la visita obligada del turista los principales centros de cultura integrados en estas tierras volcánicas.

Toda la esencia del turismo de  Lanzarote se centra en estos lugares, preferidos para visitar por sus características de unión y fuerza entre el asombroso mar de aguas cristalinas y la lava frente a un paisaje irrepetible. Sus playas recorren el litoral creando un escenario particular, utilizado por muchas películas que precisaban un entorno distinto a los tradicionales.

El interés turístico en varias edificaciones tiene como referente al arquitecto y pintor lanzaroteño de reconocimiento internacional, César Manrique. Cada lugar atrae la atención de miles de visitantes en Teguise, Playa Blanca, Puerto del Carmen o Puerto Calero, entre otros, como los siguientes:

-Parque Nacional de Timanfaya El origen volcánico de este enclave con casi 52 km de extensión en el suroeste, entre volcanes que tuvieron sus últimas actividades y erupciones en 1736, pero mantienen sus puntos de calor en las zonas de Montaña Rajada, Caldera del Corazoncillo y la Monta​ñ​a de Fuego.
Presenta una diversidad biológica relevante y los fenómenos que sorprenden a los turistas con sus casi 200 especies diferentes de vegetales.

Qué hacer en Lanzarote de vacaciones

-Jameos del Agua Este centro turístico de Lanzarote dispone de tubos volcánicos y cuevas en la zona norte y su última erupción volcánica fue exactamente hace 3.000 a​ñ​os, cercano al Monte de la Corona es uno de los ambientes de mayor interés a nivel mundial. Esta sería una excursión muy recomendable
Conecta el tubo volc​á​nico con el océano atravesando la Cueva de los Verdes, adaptado por el genial artista Manrique con la singularidad que lo diferencia entre los centros turísticos de Lanzarote.

-Cueva de los Verdes En el pasado los aborígenes de la isla utilizaron este lugar para refugiarse de los corsarios berberiscos que atacaban la región. Aunque forman parte de los jameos (tubos subterr​á​neos), también pertenecen a la Cueva de los 7 Lagos, Cueva de La Paloma y Los Jameos del Agua, aumentando el esplendor de estos espacios naturales tan demandados por el sector del turismo.

-Fundació​n César Manrique Actualmente es un gran centro cultural de interés internacional por la obra de su autor, donde se recogen las creaciones más importantes del lanzaroteño.

Museos en Lanzarote

-Mirador del R ​ í​ o Construido por Manrique se encuentra en la zona norte a una altura de 479 metros sobre el nivel del mar, representa un privilegio para los visitantes que llegan a Lanzarote descubrir los paisajes, desde este punto alto por su efecto visual único.

-El Golfo Situado en una laguna verdosa por las algas que habitan en su superficie, este cráter con forma de semicírculo porque en la actualidad solamente cuenta con la mitad de su forma, resulta de gran atractivo para todos los viajeros.

-Jardín de Cactus La última obra realizada por el artista fue creada en una cantera muy antigua y convertida en una magnífica obra con la extensión cubierta de cactus y todas las especies cultivadas entre piedras volcánicas.

-Otros centros turísticos de Lanzarote Desde Teguise con su historia que fue capital de la isla en el año 1852 y dispone de centros culturales en nuestros días que albergan una amplia cultura en su entorno, hasta la fortaleza del Castillo de San José con el ​excepcional Museo Internacional de Arte Contempor​á​neo que aumenta su popularidad, responden a las particularidades del archipiélago en cuanto al turismo se refiere.

Con el Monumento al Campesino que rinde homenaje al trabajo arduo de la comunidad lanzarote​ñ​a, se pone de manifiesto la tradición agrícola en esta tierra, donde siguen creciendo los mejores viñedos y otros productos. El visitante consigue recuperar parte de las costumbres de estos lugares paradisíacos, conociendo los instrumentos utilizados en las labores del campo.

También el Castillo de Guanapay construido como refugio ante el asedio de los piratas para proteger a los pobladores en otras épocas, recuerda las maravillas de esta isla en toda su dimensión.

Encontrar los centros turísticos más visitados es muy sencillo en Lanzarote, porque cada localidad de norte a sur y este a oeste, albergan miles de relatos, como el Castillo de Santa B​á​rbara que llegó a construir Lancelotto Malocello en el siglo XIV, donde Gaspar de Salcedo, finalizó la obra con dos torres en esta fortaleza con forma romboidal.

Para turistas que disfrutan de los mejores caldos el Museo del vino El Grifo, responderá a sus expectativas por estar construido sobre lavas volcánicas y ocupar bodegas muy antiguas. Más de 50.000 personas todos los años conocen este material etnogr​á​fico que se expone en su interior.
Por su parte el Museo Agr​í​cola El Patio que se localiza en la antigua Finca de Lanzarote embotella su propio vino malvasía, caldo tradicional de la región junto al moscatel y tinto desde el año 1840.

Sin embargo, la historia de las Salinas de Janubio donde todavía se cultiva maíz, centeno, trigo y cebada hace 50 años, genera el interés del turista, además de la Bodega Stratvs que se adapta al paisaje con su arquitectura moderna y los equipos más avanzados para la extracción de uvas que producen los vinos con más personalidad y premios de Lanzarote.

De la mano de los expertos guías que acompañan en los recorridos por los centros culturales y turísticos es posible disfrutar de las catas de vinos con quesos exquisitos de la zona y comprender mejor cada espacio.

Hoy en día, además de sus fantásticas aguas turquesas, arena fina dorada o negra por las cenizas volcánicas, sigue asombrando el acervo cultural de este archipiélago que enamora a muchos viajeros.

Todos los centros con un toque personal marcan la diferencia durante las vacaciones que serán distintas, porque además de ofrecer un espacio para la relajación, reúne las principales características de ocio con sus lugares para el entretenimiento, gastronomía, vida nocturna, hostelería y diversión infantil, sin dejar de lado la cultura.

¡Conocer un centro turístico diferente cada día, puede ser una opción novedosa que se complementa con la belleza natural de Lanzarote! Tiempo de descanso en un ambiente de tradiciones en la mejor costa del atlántico.