Isla La Graciosa Lanzarote

ISLA LA GRACIOSA

El secreto oculto y discreto de las Islas Canarias.

La isla de La Graciosa la tenemos situada al Noroeste de Lanzarote, es la isla menos poblada de las ocho islas habitadas en las Islas Canarias.

La Graciosa forma parte del Archipiélago Chinijo junto a la Alegranza, el Roque del Oeste, el Roque del Este y Montaña Clara. Todos ellos forman parte del municipio de Teguise.

A la isla de La Graciosa la separa de la isla de Lanzarote un brazo enorme de mar llamado El Rio. Este brazo de mar es famoso entre otras cosas por una travesía a nado que se hace a través de él todos los años para los amantes de la natación. Muchos de los nadadores que en esa travesía participan apuntan de la dificultad de la prueba por las fuertes corrientes que allí existen. Alguna vez han llegado a suspender la travesía y otras muchas han tenido que ayudar a los nadadores las personas de organización y salvamento a sacar gente del agua.

En La Graciosa existen dos pueblos; Caleta de Sebo y Pedro Barba. La playa más famosa de la isla se llama la playa de Las Conchas, aunque todas las playas tienen su encanto. Como consejo apuntar, adentraros en el agua con seguridad y calma ya que suelen haber muchas pequeñas mantas y peces por la orilla, no os asustéis.

Otra de las características principales de La Graciosa es que sus carreteras no están asfaltadas y también que es la isla más desconocida de las Islas Canarias. Si venís a Lanzarote, si o si veniros a conocer está isla embriagada de naturaleza y potente energía. Las dimensiones de esta pequeña isla volcánica son de 27 kilómetros cuadrados. La mayoría de los habitantes de La Graciosa habitan en Caleta de Sebo, serán unos 900 en la actualidad.

La manera de llegar a La Graciosa es en barco desde el puerto de Órzola, podéis coger el barco de Líneas Romero, el trayecto dura sobre unos 25 minutos y las vistas son maravillosas. Navegar entre medio de Lanzarote y La Graciosa tiene mucho encanto.

Los habitantes de La Graciosa por lo general viven de la pesca, pesca además desarrollada con artes tradicionales. Se nota de todos modos el aporte que el turismo está haciendo allí también. Apuntan que es un complemento perfecto y que además disfrutan mucho del trato con los visitantes. Las playas tan espectaculares y solitarias de La Graciosa llaman desde siempre mucho la atención a un turismo selectivo que busca un valor añadido en la paz, la naturaleza y lo lento.

Dos aspectos importantes a destacar para los viajeros que nos leen; invitamos a conocer la isla en bici, pensamos que es lo más adecuado y la mejor manera de mimetizar con el entorno y también ser previsibles con el alojamiento, existe pocas camas disponibles.

Las Playas de La Graciosa

Playa de las Conchas, está situada al Norte de la isla, la custodia la montaña Bermeja lugar perfecto e idílico desde donde puedes ver los Roques del Este y Oeste, Alegranza y Montaña Clara…arena dorada y aguas turquesa, como consejo; precaución al baño con los niños.

La Playa de El Salado, es la playa más cercana a Caleta del Sebo, desde ella el Risco de Famara nos permite disfrutarlo de forma profunda y serena.

La Playa de La Lambra la encontramos situada al este de Pedro Barba que es por decirlo de alguna manera la segunda localidad de la isla, en nuestra opinión una zona maravillosa y espectacular. Aquí disfrutaremos la naturaleza en su máximo esplendor, el manto de nubes que de vez en cuando se funden en el cielo ofrece al visitante una estampa única y misteriosa.

También nos encontramos con la Playa de la Cocina, ubicada al oeste de la isla, se caracteriza por sus aguas turquesas y tranquilas. Paisaje rústico y aislado, motivador espacio para la lectura y la reflexión. Por último mencionamos la Playa de la Francesa, playa sugerente y dominante, bella e inquieta. El acceso a esta playa es a pie o en bicicleta. Tiene una longitud de 430 metros y en ella no hay servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *